WhatsApp Live Chat

Sobre nuestra familia

Este Atelier nace de una inquietud y un proyecto familiar impulsado por Aguamarina.

Aguamarina nació en 1981 en Mallorca. Licenciada en Psicología por la Universidad de les Illes Balears y diplomada en Magisterio de Audición y Lenguaje por la Universidad Pontificia de Salamanca, trabaja en la enseñanza pública y hasta hace muy poco en su consulta particular que dejó para iniciar un camino que le ha llevado inesperadamente a convertirse en blogger y artesana. Es mamá de Sunflower de 5 años y viaja por el mundo  junto a Felipe intercambiando casa. La maternidad,la crianza y la educación respetuosa y consciente son temas que le preocupan mucho y que desea fomentar y difundir.

Aguamarina es creadora del blog www.demicasaalmundo.com, donde comparte su creatividad,  experiencia y enfoque personal semanalmente.

Nuestros principios éticos

Nuestro Atelier nace y se sustenta en los siguientes principios:

  • Acompañar los procesos de crianza de los niños/as desde una perspectiva holística, que respete sus procesos de desarrollo y tenga en cuenta la globalidad del niño/a.
  • Producir en España bajo los principios de sostenibilidad y conservación del medio ambiente.
  • Utilizar materias primas naturales certificadas  y ecológicas como el algodón 100% orgánico o pura lana de merino.
  • Realizar un proceso de producción artesanal y ecológicamente responsable.
  • Distribuir productos elaborados éticamente fomentando un comercio digno y justo.

Nuestros tejidos

Todas las prendas confeccionadas en nuestro Atelier están hechas de tejidos de algodón natural ultra suave, producido orgánicamente que cuenta con el certificado GOTS y OCCGuarantee.  

Utilizamos únicamente tejidos completamente puros y biodegradables, de algodón orgánico certificado, cultivado con prácticas agrícolas sostenibles que mantienen y reponen la fertilidad del suelo, sin el uso de pesticidas ni fertilizantes tóxicos.

Nuestros productos reflejan nuestra visión y esperanza de que un mundo más natural, sostenible y justo para nuestros hijos e hijas es posible.